sábado, 14 de enero de 2012

El carnicero conocido como Henri Christophe

El rey Herodes del Caribe o la Matanza de los Inocentes


El 3 de abril de 1805, el derrotado general haitiano Henri Christophe

ofreció garantías al cura de Moca para que cantára un Te Deum

porque había terminado la Guerra.

“Acudieron al templo más de quinientas personas de todas clases sexos

y edades, además de la soldadesca desenfrenada,

la cual cerró todas las puertas al comenzar la ceremonia y se entregó

de lleno al desorden, saciando su furor brutal sobre aquella concurrencia inofensiva,

de la que quedaron muy pocas personas con vida, porque hasta el

sacerdote que oficiaba fue ensartado en las bayonetas…”







Jean-Jacques Dessalines nace el 20 de septiembre de 1758 en Guinea, África. Se conoce poco de su juventud hasta que aparece como esclavo en la colonia francesa de Santo Domingo, ésto lo marcó para siempre y arrastró un odio permanente contra los blancos por los maltratos y humillaciones sufridas, ya libre adoptó el nombre de su amo, de quien huyó en 1789.

Al estallar la revuelta de esclavos en Saint-Domingue, se unió a Toussaint y organizó una de las bandas de esclavos que apoyaron a Francia y contribuyeron a la expulsión de los británicos. Dessalines combatió al lado del ejército francés contra Toussaint pero en 1802, tras su prisión y deportación a Francia y aprovechando la debilidad del ejército francés además del peligro de la vuelta a la esclavitud, se convierte en líder de los rebeldes revolucionarios.

Dessalines derrotó definitivamente al ejército francés en la Batalla de Vertieres en 1803. El primero de enero de 1804 Jean-Jacques Dessalines proclama la independencia haitiana en Gonaives y se convirtió en gobernador general y poco después emperador con el nombre de Jacques I. Ordenó la muerte de todos los pobladores blancos, excepto religiosos y médicos, prohibiendo además que estos tuvieran propiedades. Reorganizó la propiedad de la tierra, repartiendo pequeñas propiedades entre los campesinos. En su gobierno Dessalines intentó restablecer la economía de las plantaciones mediante un sistema de trabajo forzado.

La matanza de Moca

El degüello de los 40 niños en el altar de la iglesia de Moca y la conducción como prisioneros hacia Haití de los 748 niños y niñas de Santiago debió ser un evidente mensaje. Esos, como hemos dicho, son datos que están documentados, pero no debieron ser casos únicos. En otras
comunidades dominicanas en las que pisó el carnicero conocido como Henri Christophe debieron haberse producido degüellos masivos de niños inocentes por sus propias órdenes directas. Se podría decir sin ser exagerados, que ésta matanza de Dessalines y sus partidarios, sobrepasó las 10,000 ejecuciones en todo el territorio nacional, una suma espantosa tomando en cuenta la masa poblacional de la época, pero más tarde el propio Jean-Jacques Dessalines cae asesinado, como cosa del destino, de la misma forma en que ordenó se mataran sus prisioneros, en 1806, su cuerpo fue primero degollado y luego cortado furiosamente en pedazos por sus asesinos. Dessalines fué traicionado por sus principales colaboradores Petión y Christopher quienes más tarde se repartieron el país y que usaron con él el mismo método utilizado con los enemigos .

Esta tragedia, sin paralelo en la historia de la Isla, fue parte del genocidio en que perecieron miles de dominicanos, muchos de ellos degollados Y decapitados. Esta catástrofe, también sin precedentes en nuestra historia, fue ejecutada por las tropas del general haitiano Henri Christophe (Enrique Cristóbal), quien cumplía órdenes y conducía las huestes de Jean Jacques Dessalines que se retiraban de la parte española de la isla durante su frustrada invasión de ese sangriento año de 1805. ("Compendio de la Historia de Santo Domingo"., de José Gabriel García ).

5 comentarios:

Magaly Rodriguez dijo...

Es que el pueblo dominicano esta indignado por esta horrible desicion del gobierno... carajo! es que ya no quedan dominicanos con material colgante suficiente para protestar por los desacatos de los politicos. Que persigue el Dr. fernandez Reyna con esta donacion????

LTOviedo dijo...

El pueblo haitiano no tiene la culpa de lo que históricamente hayan hecho sus dirigentes y gobernantes, de la misma forma (por ejemplo) que los dominicanos no tenemos culpa de la matanza de haitianos que hizo Trujillo en 1937. La intolerancia es el primer paso al fundamentalismo y al fanatismo.

Anónimo dijo...

No hay forma de ver el cambio de nombre que no sea como un insulto. Por estar el presidente de lambon regalando cuando aqui hacen falta tantas cosas!

Juan Pablo Betances dijo...

la solidaridad de los dominicanos se pone de manifiesto en cada momento que es requerida, asi lo demuestra nuestra historia como ser humano. Por el hecho de que esos despotas tanto los descendientes africanos nacionalizados haitianos, como Rafael Leonidas Trujillo que masacraron a personas inocentes (DOMINICANOS EN 1805 Y HAITIANOS 1937)no debemos tomar estos acontesimientos sangrientos como referencia para actuar con respecto a los haitianos y viceversa. Total, siempre seran nuestros vecinos.

Dominicano Indignado dijo...

Exactamente no tiene la Culpa de sus Antepasados, PERO CARAMBA QUE PROVOCACION PONERLE ESE NOMBRE A LA UNIVERSIDAD QUE EL PUEBLO DOMINICANO LE REGALA A HAITI !! QUE PROVOCACION DIOS MIO NO HAY HOMBRES CARAMBA ?? ES COMO SI HAITI NOS REGALARA UNA UNIVERSIDAD Y LE PONGAMOS RAFAEL LEONIDAS TRUJILLO MOLINA !! NO SERIA INDIGNANTE PARA LOS HAITIANOS ?? ESTE PUEBLO INDOLENTE Y SERVIL CARAJO !! QUE IMPOTENCIA SIENTO Y VERGUENZA NO HAY DOMINICANIDAD NI VALOR PATRIO NI MORAL NI DIGNIDAD !!